lunes, 5 de septiembre de 2016

Mousse de Baileys coffee y chocolate

Tarta sin horno mousse de Baileys coffee y chocolate

Ingredientes (Molde desmontable de 23 cm)

Base de galletas oreos

225 g galletas tipo oreo
80 g de mantequilla sin sal

Mousse de Baileys coffee

160 ml de Bailey’s coffee
350 ml nata para montar mínimo 35% materia grasa (es importante que sea ésta para que cuaje bien)
1 huevo L, muy fresco porque va crudo
50 g azúcar
5 colas de pescado u hojas de gelatina neutra (pesadas unos 9 g)
1 cucharadita de café soluble instantáneo
1 cucharadita de cacao puro sin azúcar

Cobertura de chocolate

150 g de chocolate negro
50 g mantequilla
50 ml de Baileys
50 ml de nata para montar

Decoración: Usé 30 g de chocolate fundido para dibujar el pájaro y la base, y también le hice una flor de fondant blanco y verde.


Preparación
Con diez minutos de antelación pon la gelatina a hidratar en suficiente agua fría, mientras ve preparando la base de galletas.

Base de galletas
Forra un molde de 23 cm desmontable con papel de horno.
Tritura con la picadora las galletas hasta reducirlas a polvo. Si no tienes picadora puedes meter las galletas en una bolsa de congelación y golpearlas hasta triturarlas. Es mejor meter unas cuantas cada vez, para poder machacarlas mejor.



En una fuente mezcla con una cuchara de madera las galletas trituradas con la mantequilla fundida hasta que tenga una buena consistencia.
Cubre la base del molde con la mezcla resultante. Te puedes ayudar del dorso de una cuchara para que quede bien liso.
Mete el molde en la nevera para que la base se endurezca sin necesidad de hornearla.

Mousse de Baileys

Calienta el Baileys en el microondas y añádele las hojas de gelatina previamente hidratadas bien escurridas de agua.

Remueve hasta que se hayan disuelto por completo sin que quede ni un grumo; es muy importante asegurarse de que no queden grumos para que luego no aparezcan en la tarta que no es nada agradable. Si es necesario se puede volver a calentar el Baileys hasta que la gelatina se haya disuelto bien del todo.



En una fuente bate con las varillas eléctricas el azúcar con el huevo hasta que blanquee, añádele entonces el Baileys con la gelatina disuelta, la cucharadita de café soluble y la cucharadita de cacao y mezcla bien con las varillas para que todo se integre bien. Reserva.

En otra fuente monta la nata bien fría, con las varillas bien limpias, hasta que forme picos. Es importante que la nata esté bien fría para que monte mejor, así como que las varillas y la fuente estén bien limpias y a ser posibles frías también.

Incorpora la nata montada a la mezcla de huevo y Baileys con movimientos suaves hasta que todo esté bien mezclado y no haya ni rastro de blanco.

Con un cuchillo o un tenedor raya la base de galletas y vierte encima la mousse, cubre con film transparente y mete la tarta en el frigorífico 3 o 4 horas para que cuaje bien.

Pasado ese tiempo prepara la cobertura de chocolate.

Cobertura de chocolate

En un cazo al baño maría (yo lo pongo sobre una olla con agua) derrite el chocolate troceado junto con la mantequilla y una vez derretido añade los 50 ml de Baileys y los 50 ml de nata. Mezcla todo bien y deja enfriar un poco.


Una vez tibia la cobertura viértela sobre la tarta que ya estará bien cuajada.
Mueve el molde suavemente sobre la mesa, haciendo círculos, para que se reparta bien la cobertura por toda la superficie y quede uniforme. Es recomendable no tocarla porque se estropea rápidamente.

Vuelve a meter la tarta en el frigorífico, bien tapada con film transparente para que no vaya a coger olores ni sabores de nada y déjala hasta el día siguiente.
Decoración
Una vez guardada la tarta en el frigorífico me puse a preparar la decoración: en un tazón derretí un poco de chocolate y con él rellené una manga pastelera desechable y dibujé sobre papel de horno un pájaro para usarlo de decoración de la tarta. Me aseguré de hacer un buen pico a la rama para poder clavarla en la tarta y que se sujetase y lo metí en el frigorífico para que se endureciese bien y poder usarlo al día siguiente.

Montaje
Al día siguiente antes de desmoldar la tarta métela una hora en el congelador para que así se endurezca y no se estropeen los bordes al retirar el molde.
Pasado esa hora sácala y desmóldala.
Para decorarla poco antes de servirla le hice una pequeña incisión en la capa de chocolate con un cuchillo y ahí clave la rama del pájaro, hay que trabajar con cuidado porque es delicado.
Después coloqué la flor de fondant y listo.
Hay que conservarla en el frigorífico porque lleva nata y huevo pero hay que sacarla un rato antes de servirla para que la capa de chocolate de la cobertura no esté demasiado dura y se pueda cortar bien. De todas formas recomiendo clavar la punta del cuchillo en el centro de la tarta y bajar la hoja con fuerza para hacer un corte limpio.

Publicar un comentario

ShareThis