viernes, 23 de septiembre de 2011

Bocaditos Marroc

Bocaditos marroc (caseros) 



Una golosina muy popular, cuya preparación en su versión casera despierta mucha curiosidad. Si leemos los ingredientes del envoltorio, son pocos y de fácil acceso. El proceso es bastante sencillo y el resultado lo pueden comprobar por ustedes mismos, si se animan a prepararlos.


 


Ingredientes para 24 bocaditos:


200 g. de cobertura de chocolate con leche
80 g. de cobertura de chocolate blanco
100 g. de maní tostado sin sal
2 cdas. de aceite de maíz

Preparación: 


Colocar el maní pelado (sin la pielcita roja, tostado, sin sal) en el mixer, licuadora o molinillo. Si no se tienen estos aparatos en casa, la única opción es conseguir un mortero o recipiente resistente para moler los maníes en forma manual. Procesarlos agregando 2 cdas. de aceite de maíz u otro aceite neutro. Moler hasta conseguir la consistencia de una pasta semilíquida (como la masa para hacer panqueques).
 

Fundir 100 g. de cobertura de chocolate con leche (1’ en microondas a potencia media-baja, o a baño de María), agregar 2 cdas. de pasta de maní y mezclar muy bien.

 

Humedecer apenas una fuente rectangular, pequeña y poco profunda. Yo utilicé la tapa de un recipiente para guardar fiambres, de 20 cm. x 14 cm. Tapizar el fondo con un separador de cocina, celofán, o un rectángulo de nylon bien limpio. Al estar humedecida la fuente, el mismo no se deslizará. Verter el chocolate mezclado con la pasta de maní, distribuir hasta alcanzar los bordes, alisar y dar unos golpecitos para asentar la pasta. Llevar 5’ a la heladera.

 

Mientras tanto preparar el relleno claro. Derretir 80 g. de cobertura blanca (yo utilicé la misma que la de los huevo de Pascua) y agregar 3 cdas. de pasta de maní. Revolver muy bien para integrar.

 

Retirar la fuente de la heladera. La primera capa de chocolate debe estar firme. Verter el relleno encima y distribuir. Dar unos golpecitos sobre la mesada para asentar y llevar a la heladera 10’.

 

Preparar la última capa derritiendo 100 g. de cobertura de chocolate con leche y mezclando con 2 cdas. de pasta de maní.

 

Retirar la fuente de la heladera y verter la ultima capa oscura sobre el relleno claro, que ya estará bien firme. Distribuir bien y cubrir con un nylon o celofán, alisando sobre éste la superficie con una espátula. Llevar a la heladera 10’.


 

Una vez firme, desmoldar sobre la mesada o sobre una tabla sin quitar el nylon, para poder despegar los bocaditos una vez cortados. Emparejar los bordes con un cuchillo filoso (nadie se resiste a probarlos mientras se cortan los bocaditos) para que quede un rectángulo perfecto. Marcar apenas en la superficie las líneas trazando un cuadriculado. Luego, cortar las líneas en profundidad para obtener los bocaditos.

 

El tamaño y altura dependerá de la fuente que se utilice. Envasar individualmente en celofán, o papel de aluminio. O bien, disponer en cajitas forradas para regalar, o en recipientes herméticos para conservar en casa. Se pueden presentar en bandejitas con un café.

 

Si la temperatura ambiente no es muy elevada, se pueden conservar fuera de la heladera.

 

La duración estimada del producto es de 10 a 15 días, pero seguramente se terminarán mucho antes!


 
Publicar un comentario

ShareThis